28 outubro 2008

Obama: el presidente como poeta

Leiam esta imperdível declaração de voto do escritor chileno Ariel Dorfman, publicada hoje no jornal argentino Página 12:

Por Ariel Dorfman *

La mayor revelación acerca de quién es Barack Obama me la ofreció Toni Morrison, la Premio Nobel norteamericana, durante un almuerzo a principios de este año. Estábamos en medio de las feroces primarias entre Hillary y Obama, y Toni se había abstenido hasta ese momento de anunciar su adhesión al primer candidato de origen africano-americano que tuviera la posibilidad real de ocupar la Casa Blanca. Ella era muy compinche y admiradora de Hillary y también de Bill Clinton, al que había llamado, en un controvertido artículo en el New Yorker en 1998, el primer presidente negro de este país, pese, advertía, “a su piel blanca”.

–Mañana –me dijo Toni– voy a mandarle una carta abierta a Barack Obama, contándole que, por primera vez en mi vida, es mi intención apoyar públicamente a un candidato a la presidencia, apoyarlo a él. Y no es por su raza. Esa jamás debería ser la razón de que votemos por una persona, ni tampoco para votar en contra. He hablado con Barack varias veces en las últimas semanas y siempre termina la conversación con la misma frase: “I’d like to have your endorsement. Me gustaría que me apoyaras en forma abierta”. Y yo siempre me río y le digo que lo estoy pensando. Bueno, lo he pensado bastante y ahora estoy lista.

Y Toni me miró a mí y también a Richard Ford, el gran novelista norteamericano, que almorzaba con nosotros ese mediodía.

–¿Y quieren saber por qué? Muy sencillo: porque Barack Obama es un poeta.

Un poeta.

En los meses que siguieron he retornado muchas veces a esa definición de Toni y la encuentro cada vez más sagaz. Ya había reparado yo –¿quién podría no hacerlo?– en la excepcional inteligencia de Obama, el uso sólido y sutil del inglés que despliega, especialmente cuando se comparaba con el desastre idiomático de Bush. Y nada de lo que ha sucedido a lo largo de este año electoral me ha hecho cambiar de parecer. Por el contrario, la jerigonza retórica de McCain y para qué hablar de la masacre de la lengua de Shakespeare en la boca incoherente de Sarah Palin confirman cada día más la calidad lingüística de Obama, la certeza de que estamos ante un gran artífice de las palabras. Pero, ¿poeta?

Toni no hablaba tan sólo de alguien elocuente, de alguien que amaba las palabras, es decir, que las consideraba amigas íntimas y carnales, sino de algo más: un ser humano animado por una visión trascendental, a visionary, nos dijo Toni ese domingo a fines de enero mientras atacábamos una buena merienda sureña acá, en Carolina del Norte.

Confieso que me gustó, al principio, aquella dilucidación de Toni porque ayudaba a explicar la ventaja que Obama fue paulatinamente forjando entre los votantes, su capacidad de convencer y de inspirar, la importancia de tener un candidato a la presidencia que era capaz de mover a multitudes y especialmente a los jóvenes en el país que le brindó a la humanidad un rapsoda como Walt Whitman y un primer magistrado como Abraham Lincoln.

Es sólo ahora último, ahora que parece que es casi seguro que Obama será, efectivamente, elegido presidente de esta nación, que me he puesto a profundizar en las consecuencias de que un poeta pudiera, en efecto, dirigir los destinos del país más poderoso del mundo. Es sólo ahora último que me he permitido especular, no acerca de cómo Obama ha de ganar las elecciones sino acerca de cómo habrá de gobernar. Es sólo ahora, al contemplar la exacerbada crisis que el terremoto financiero ha ido dejando atrás, que comprendo tal vez la importancia histórica de que en este preciso momento catastrófico aparezca alguien que disponga de lo que Toni llamó ese día la “imaginación creativa”.

Porque de lo que se trata es, justamente, de imaginar una alternativa a esto que llamamos realidad, esto que se nos insiste que es excesivamente complejo y vasto como para poder controlarlo. Vivimos en un mundo que se precipita hacia un desastre ecológico y moral, un mundo donde se nos viene encima un cataclismo alimentario y energético como no hemos visto en siglos, un mundo de guerras incesantes y de un terrorismo tenaz, un mundo donde las armas nucleares van a proliferar como una plaga y donde las plagas van a proliferar como si fueran átomos y electrones desenfrenados, un mundo cada vez más interconectado y cada vez más indiferente al dolor ajeno. Lo más fácil, cuando hay tanta confusión aparentemente indomable, es guarecerse en respuestas y refugios del pasado que fortalezcan la identidad más tradicional, buscar en las más oscuras catacumbas del fundamentalismo las certidumbres que el presente empecinadamente nos niega.

En condiciones tan dramáticas, la existencia de una visión poética en un líder poderoso cobra su verdadera magnitud. Porque vislumbrar las palabras múltiples y claras con que lentamente vamos entendiendo lo que nos pasa hoy es indispensable para anticipar las soluciones para los difíciles años que se aproximan. Ya lo dijo Shelley antes de morir en el mar de su exilio italiano: los poetas son los “desconocidos legisladores de la humanidad”, los que preparan con sus palabras el vocabulario en que se han de escribir las leyes más justas del mañana, los que nos señalan la urgencia de un futuro ineludiblemente diferente y definitivamente más bello.

Hay muchas posiciones que ha tomado Barack Obama con las que, por cierto, discrepo, y no me cabe duda de que durante su tenencia en la Casa Blanca quedaré desilusionado en más de una ocasión. Pero la ilusión que no estoy dispuesto a abandonar es mi creencia en la necesidad de que este presidente poeta, en la coyuntura actual de su patria, va a tener que explicarles a los hombres y mujeres de Estados Unidos las dimensiones profundas y permanentes del trastorno al que se enfrentan y que no se resuelve con cambiar tan sólo un par de políticas; mi esperanza de que les lance el desafío de que no habrá tal cambio sin la participación masiva, diaria y ojalá clarividente del pueblo norteamericano, un pueblo que hasta ahora ha mostrado en forma mayoritaria una ignorancia virulenta y obstinada ante los problemas del planeta que habitamos y gozamos y sufrimos todos.

Pero es también el norteamericano un pueblo lleno de esperanzas, un pueblo que parece haber alcanzado por fin la madurez como para reconocer que requiere de un ser insólito como Obama para salir del marasmo en que nos deja Bush, hombres y mujeres que intuyen tal vez que hace falta reinventar este país y sus sueños si han de sobrevivir a los grandes retos y combates que se avecinan. Falta por ver si esos ciudadanos van a recibir y hacer suyas las palabras alucinadas y medidas y sabias que –es mi presagio– va a regalarles Barack Obama; falta por ver si vamos a merecerlas y acompañar esas palabras desde nuestra propia poesía cotidiana.

Antes de que sea demasiado tarde.

* El último libro de Ariel Dorfman es Otros septiembres.

25 outubro 2008

Kandinsky na Alemanha, uma mostra superlativa.

Kandinsky-Expo. Munich 1  Kandinsky-Expo. Munich 6

Aquela que é considerada a maior mostra do pintor russo, nos últimos trinta anos: Kandinsky. Absolut. Abstrakt , começa hoje em München. Dossier sobre esta incrível exposição publicado hoje no Caderno Ñ, do jornal argentino Clarin.

22 outubro 2008

Escondem a Rafael Alberti.

Interessante matéria publicada hoje no carderno de cultura do jornal El País, da Espanha, sobre os destinos que aguardam a herança poética de Rafael Alberti, cujo falecimento completará nove anos no próximo dia 28.

Rafael Alberti 
O poeta com sua esposa, María Asunción
Mateo. Foto: Pablo Juliá.

21 outubro 2008

A fôrça das idéias de Marx.

As idéias de Marx nunca deixaram de ser atuais. Marx sempre foi moderno, aliás, pós-moderno. Só os seus detratores e coveiros é que nunca entenderam isso. Agora, talvez seja tarde tentarem exumar as idéias que somente a sua ignorância e estupidez foram capazes de enterrar. Embora Marx não esteja mais vivo e até as suas estátuas tenham sido derrubadas e pisoteadas, as suas idéias mais autênticas continuam vigorosas. Mas não podem ser lidas por aqueles que jamais compreenderam a forma específica da sua incrível tematização acerca da gênese histórica e dos destinos do capitalismo. A prova está aí, nas cenas nervosas e depressivas, tanto de Wall Street quanto da sua periferia. A propósito, abaixo está a transcrição de um interessante artigo publicado hoje no jornal argentino Página 12, assinada por Eduardo Febbro. Bom mesmo é para os editores, que devem estar achando muito interessante vender O Capital enquanto as bolsas despencam.

Leiam:

Cajas de seguridad y Marx, en alza

Por Eduardo Febbro
Desde París

“Dos objetos contradictorios han visto sus ventas propulsadas por la crisis financiera internacional: las cajas fuertes y la obra de Karl Marx. Asustados por la amenaza de ver sus depósitos bancarios tragados por la montaña artificial de las finanzas, muchos ahorristas sacaron sus ahorros de los bancos y los pusieron en cajas fuertes personales, sea en forma de dinero o de oro. Las cifras del sector de las cajas fuertes muestran un crecimiento de ventas concentrado en un mismo período, septiembre y octubre. Christophe Camus, gerente de un portal Internet (infosafe.fr) especializado en la venta de cajas fuertes, reconoce que “desde hace un mes, las ventas de cajas fuertes aumentaron considerablemente. Es una locura”. La misma curva ascendente levanta las ventas y el interés por la obra del principal teórico de la crítica del capitalismo. Desde hace poco más de un año el pensamiento de Marx viene suscitando un interés constante. En Francia, a partir de 2007, Marx fue objeto de numerosos ensayos y ediciones especiales de revistas de gran circulación, incluidos los semanarios económicos. Pero en estos meses de septiembre y octubre, Marx se consagró dos veces. La primera, cuando el ultraliberal ministro alemán de Finanzas, Peer Steinbrück, declaró al semanario alemán Der Spiegel que “algunas partes de la teoría de Marx no son falsas”, entre ellas aquella que habla “de un capitalismo que termina por autodestruirse a fuerza de avidez”. La segunda, cuando la editorial berlinesa Karl-Dietz-Verlag reveló que las ventas de la obra mayor de Marx, El Capital, “aumentaron considerablemente”. En 2008 se vendieron 1500 ejemplares del primer tomo de El Capital contra 500 de los años precedentes. Según el editor de la editorial, los nuevos lectores del pensador alemán pertenecen “a una joven generación de intelectuales que se enfrenta al derrumbe del neoliberalismo y al de los pilares del sistema capitalista”. Giro sorprendente de la historia: a finales de 1989 los países de Europa del Este pertenecientes al ex bloque comunista derrumbaban a golpes de hacha las estatuas de Karl Marx. La estrepitosa caída del comunismo dio lugar a una celebración universal de la economía de mercado y a un entierro no menos universal de Karl Marx. Casi veinte años después, los espantados por el capitalismo vuelven a colocarlo en el pedestal. Sus defensores actuales no son nostálgicos de la hoz y el martillo, sino pulcros representantes del desorden liberal. En diciembre pasado, el semanario económico francés Challenges le consagró a Marx una edición especial. Presentada bajo el título “un análisis siempre actual”, la edición incluía una entrevista con Pascal Lamy, director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Lamy decía: “En la actualidad, si se quiere analizar el capitalismo de mercado mundializado lo esencial de la caja de herramientas reside en lo que Marx y algunos de sus inspiradores escribieron”.

Dos “objetos” del pasado han aparecido así en una misma corriente de actualización. Las cajas fuertes, esos pesados mastodontes de acero de formas repetitivas y diseños antiquísimos, acompañan al autor de El Capital en la aventura contemporánea. Alain Minc, un ensayista francés de corte liberal, comenta que Marx “es el único en haber pensado al mismo tiempo la economía y la sociedad”. Justamente, la sociedad ha encontrado un refugio más seguro que los bancos para salvar sus economías. Un vendedor de cajas fuertes de un gran centro comercial parisiense reconoce que “jamás he visto una cosa así. Como nadie sabe lo que va a pasar, la gente prefiere sacar la plata de los bancos y protegerla en su casa”. Nicolas Rebaudengo, director de la empresa Coffers-Forts Salon, calcula el aumento de las ventas en un 30 por ciento. “Con medias palabras, la gente nos dice que tiene poca confianza en su banco y así anticipan un eventual problema.” En otro negocio del ramo, BS Protection, las ventas subieron un 20 por ciento impulsadas por una clientela “que no pertenece a la cultura de la caja fuerte pero quiere saber cuánto le cuesta protegerse”.”

18 outubro 2008

Gisèle e a fotografia do séc. XX

No livro El mundo y mi cámara, agora editado pela editora argentina Ariel, com tradução de Palmira Freixas, as impressionantes histórias contadas por Gisèle Freund. Abaixo trecho da matéria publicada hoje no caderno ADNCultura do jornal argentino La Nación:

Gisèle Freund, foto de Yvette Troispoux. AFP

Foto de Gisèle Freund por Yvette Troispoux / AP

“La muchacha se llamaba Gisèle Freund, y la pequeña cámara Leica que su padre acababa de regalarle sería su medio de expresión y de vida, y el instrumento de su fama futura. Ella no quería, en realidad, sino doctorarse en La Sorbona con una tesis sobre la historia de la fotografía en el siglo XIX, y frecuentaba las grandes bibliotecas públicas de París, para documentarse y estudiar en paz. En la Nacional, en la rue de Richelieu, solía encontrarse con su antiguo maestro en Fráncfort, Walter Benjamin, ahora exiliado como ella, y al salir iban al café de la esquina a jugar al ajedrez. También allí conoció Gisèle a la compañera del filósofo y escritor Bernard Groethuysen, quien la presentó al grupo de intelectuales reunidos en torno a Jean Paulhan, el director de la Nouvelle Revue Française . Vale decir, el Gotha cultural de la época, cuando París era el centro del mundo”.

"WHEN you do not like human beings, you cannot make good portraits."

Mais sobre essa importante personagem do século XX pode ser visto no sítio: http://www.temple.edu/photo/photographers/gisele/gisele.htm

17 outubro 2008

Honoré Daumier, artista do tempo de Baudelaire.

Honoré Daumier 2  Le donneur d'eau benite a Notre Dame

Interessantíssimo álbum com trabalhos do caricaturista, pintor e escultor francês Honoré Daumier (1808-1879), em matéria publicada hoje no jornal espanhol El País, com texto de Antonio Fraguas e fotos  cedidas pela The Armand Hammer Daumier Collection / Fundación Banco Santander). As dez fotos deste álbum podem ser visualizadas no meu arquivo de imagens do Picasa, através do link: http://picasaweb.google.com.br/Mstgomail/HonorDaumier#

12 outubro 2008

Woody Allen.

Entrevista com o diretor Woody Allen, publicada hoje no caderno de cultura do jornal argentino La Nación: "Por algún motivo siempre he sentido un amor irracional por Nueva York. No hay motivos prácticos para que a uno le guste. Es muy cara. Pocas cosas funcionan. He hecho películas en muchas ciudades donde la gente es muy amable y cortés. Uno piensa, Oh Dios, esto es un placer. Y Nueva York no es para nada así. La ciudad está tan llena de caos, y el caos es, para mucha gente, agradable".

Memória de Orhan Pamuk.

Vista parcial de Istambul.
Um pouco da memória do escritor turco, prêmio Nobel de literatura em 2006, publicada ontem no jornal espanhol El País. Recomendável também a leitura da entrevista publicada no mesmo jornal em 24 dez. 2006: "La melancolía es la fuente del entusiasmo."

11 outubro 2008

Henri Bergson.

Matéria publicada hoje no caderno de cultura do jornal espanhol El País, sobre o livro que trata de questões de psicologia, desenvolvidas pelo filósofo em curso realizado entre 1892/93, elaborado a partir de notas tomadas pelo seu aluno Louis Debibour. (Cours de psychologie de 1892-1893 au lycée Henry-IV. Editora SÉHA).

07 outubro 2008

Auster contra a obscuridade.

Matéria sobre  o novo livro do escritor novayorquino Paul Auster, “Un hombre en la oscuridad”, publicado em catalão, na Espanha, pela Anagrama / Edicions 62.  

"No creo en los símbolos en literatura, pero sí que existe una guerra civil en EE UU en la que no se disparan balas sino ideas, y que se lleva al límite".  

…  

"no he visto una buena adaptación de una obra literaria en los últimos 30 años: todo libro de más de 150 páginas ha de recibir tantos cortes que se convierte en un bodrio.

Ver mais no caderno de cultura do jornal espanhol El País, de hoje.

05 outubro 2008

O contador de histórias que foi Rembrandt.

“Una atmósfera misteriosa envuelve a Rembrandt en este 'Autorretrato como Zeuxis' que realizó pocos años antes de morir, el 4 de octubre de 1669, en Ámsterdam. La risa del artista aporta movimiento y, a la vez, sirve de homenaje para el pintor griego del siglo V a.C., de quien se dice que murió de risa al retratar a una modelo de edad bastante avanzada”.

Notícia sobre a exposição Rembrandt, pintor de historias no Museo del Prado, Madrid, de 15 de out. a 6 de jan. de 2009. Matéria publicada hoje no caderno de Cultura do jornal espanhol El País.

Imagens da primavera de 1983, captadas pelas lentes de Dani Yako e pelos olhos de Beatriz Sarlo.

Trecho do belo ensaio da grande escritora argentina, publicado ontem na Revista Ñ, do jornal Clarin.

Borges, Cortázar y Bioy Casares están en este libro, captados en el momento mismo en que comenzaban a retirarse. Son lo que del año 1983 mira hacia el pasado, formando una trilogía que desde la literatura alcanzó la gloria de los medios de comunicación: los escritores inevitables, cuyos reportajes se devoran como se consumen sus fotos, con la seguridad de que se están yendo. Cortázar, después de muchos años, regresó a fines de 1983 a la Argentina, para morir poco después en París. Borges iniciaba el camino hacia Ginebra, envuelto en homenajes y en la bruma irónica de sus frases que, curiosamente, eran escuchadas como prueba de una sabiduría fácilmente transmisible (justamente lo opuesto de lo que eran). Bioy iba a reemplazar por pocos años a su amigo Borges, ya muerto, en el altar de los Grandes Viejos. En 1983, los tres escritores son lo que llega desde lejos, desde otra época. Igualmente, una foto del entierro de Arturo Illia, en el momento en que el cajón cubierto por la bandera entra, llevado a hombros, en el Congreso; los globos de luz están encendidos, como si estuviera atardeciendo. También esta foto mira una imagen del pasado”.

“A má educação”, segundo Daniel Pennac.

“El problema está en la forma de enseñar ciertas materias. Muchos docentes deberían replantearse sus métodos. En mi caso, como profesor de Lengua, tenía que hacerles entender que la gramática no es un simple conjunto de reglas, sino el instrumento con el que la humanidad consigue expresar razonamientos y sentimientos. Que los adjetivos no son abstractos, sino que proceden del deseo de precisar el significado de un nombre. Que los pronombres pueden esconder grandes misterios. Si procedemos así, en poco más de una semana el alumno descubre cosas apasionantes, pero que siempre le habían enseñado de forma normativa y aburrida”.

Entrevista com o autor, publicada no jornal argentino La Nación, caderno ADNCultura, em 03 out. 2008

04 outubro 2008

Alain Badiou e sua filosofia.

“Hoy en día se llama "hombre" a un representante individual de la especie homo sapiens , considerado con su cuerpo y su cultura. Mostré en mi ...tica que esta visión de las cosas es homogénea al capitalismo mundializado, porque conduce a ver en el hombre únicamente sus intereses individuales, lo que hace que no haya más que dos posiciones posibles: la del aprovechador feliz o la de una víctima. Pero el hombre se define más bien, y sobre todo, por su capacidad para desplegarse más allá de los límites individuales, o animales, y para crear lo universal, pensamientos y realidades que valen para todos. Para hacerlo, se incorpora a procesos que no son "humanos" por sí mismos, que participan de una suerte de eternidad. Digamos, entonces, que lo inhumano es en el hombre esa parte que permite decir que la humanidad verdadera sobrepasa al animal humano, biológico o "cultural". No hacemos aquí sino reafirmar que, por cierto, no hay más que individuos y culturas, salvo que hay verdades. "Verdades" es el nombre de la capacidad del humano para definirse por un devenir inhumano, en el sentido de aquello que está más allá de la humanidad inmediata del animal humano. A aquello que es "inhumano" en tanto "más acá" de lo humano, lo llamaremos más bien bestialidad, canallada o infamia. Más allá de la humanidad inmediata del animal humano, más allá de la finitud... “

Trecho da entrevista com Alain Badiou, publicada hoje no caderno ADNCultura do jornal argentino La Nación.